sábado, 16 de junio de 2018

Revisión pasada con éxito.


Ya pasó y ya tengo los resultados de la última analítica.
mi Tiroglobulina se encuentra en niveles indetectables, antes y después (72 h) de la estimulación con el Thyrogen.

Como mi cáncer es tan particular y nunca mejor dicho, tendré que volver en noviembre con un PET-TAC y nueva analítica para ver si hay alguna evolución. 


El próximo día 20 de junio hará doce años de mi primera cirugía de tiroides. Y de un diagnóstico más o menos optimista. No ha sido así ni mucho menos, de ahí el nombre del dominio para este blog, creo que nada lo define mejor que "Tiroidesrebelde". Doce años son muchos años, casi los mismo que cirugías llevo encima, pero aquí sigo y como siempre digo, sigo con calidad de vida que es lo más importante, ayudando en lo que puedo a otros pacientes. Disfrutando de esta vida regalada con la que cuento, viviendo el presente sin preocuparme del futuro a largo plazo, porque si algo he aprendido en estos doce años, es que no se pueden hacer planes a muy largo plazo, porque hay una posibilidad alta de que no se puedan llevar a cabo.

En cualquier caso, yo ya tenía planificadas mis vacaciones de este año y como me encuentro bien físicamente, estaba dispuesto a llevarlas a cabo a pesar de los resultados. Si había que afrontar algún contratiempo, me las hubiera arreglado para que fuese después del verano y llevar a cabo mi planificación.

Tengo alma viajera o vocación nómada, el caso es que me gusta viajar en coche (creo que es el mejor medio de transporte para conocer los lugares). Y tengo la suerte de que a mi mujer y a mi perrita también les encanta, a mi mujer como a mi y, a mi perrita porque la hemos criado viajando y ella tiene la misma edad más o menos que mi cáncer, nació en febrero de 2006.

Ahora ya si me encuentro con los ánimos suficientes de compartir con vosotros el plan de viaje planificado para el próximo mes de agosto, (no podemos salir antes porque tenemos un compromiso familiar para el día 28 de julio al que no debemos faltar), pero hubiera sido mucho mejor emprender este viaje a mediados de julio, tanto por el clima del destino, como por las horas de luz. En cualquier caso, vamos dispuestos a disfrutarlo igualmente. Este es el recorrido:


Las etapas 1 y 2 son solo de paso, para cenar y pernoctar, en la etapa nº 3, Dresden estaremos 20 días y desde ahí haremos alguna excursión por la cercanía a Praga, Berlin, Meissen, Leipzig... 
Y ya de regreso, pararemos en las proximidades de Colonia para pasar dos días (etapa 4), un descanso y pernoctación en Orleans, para evitar el paso por París (etapa 5) y por último, una última etapa en Burdeos, esta es parada obligatoria cada vez que subo a Europa, para mi tiene un encanto especial, por eso dedicaremos tres días a recorrer sus calles y disfrutar de sus terrazas frente al río Ródano. (etapa 6) Y será con esto con lo que pondremos el punto y final a estas vacaciones. Este año se presentan así, el próximo, no sabemos, así que a disfrutarlas toca.

Por último y para terminar esta entrada y porque ha sido mucha gente que me lo ha pedido, voy a insertar el famoso video actualizado de mi enfermedad, ya que acabé de editarlo en 2012 y no lo había actualizado. Y es cierto que desde 2012 al 2018, he librado algunas batallas más que merecen la pena incluirlas, para transmitir sobre todo esperanza a los pacientes que van llegando al club de los afectados por un Cáncer de Tiroides y vean que con actitud positiva y no rindiéndose nunca a la enfermedad, se puede vivir.

Es posible que como me han comentado algunos que lo han visto ya que le falten unas imágenes con unas palabras para que se me vea mi estado actual, pero no he encontrado el momento de grabarlas, así que en la próxima actualización, lo haré. Pero os prometo que estoy muy bien. 😀





Y aquí os dejo por hoy, espero que tengáis todos un verano muy feliz y lo disfrutéis mucho y si a alguno os toca estar en casa o en el hospital, pensad que será pasajero y que es solo una etapa en el camino de la recuperación. Una etapa en el camino de la vida.

Hasta pronto.

jueves, 14 de junio de 2018

La Ansiedad inevitable ante la próxima revisión.


Han sido ya muchas las ocasiones que he comentado la ansiedad natural e inevitable que se sufre ante la inminente revisión. A pesar de llevar doce años (justo este mes hace los doce años), es imposible evitar la ansiedad que produce la visita en este caso al endocrino para ver cómo están mis niveles de "Tiroglobulina", en esta ocasión antes y después del estímulo con Thyrogen.


Es muy probable que estos datos ya los tenga disponibles en mi "Portal del paciente" y pudiera acceder a ellos y quitarme esta ansiedad, pero solo en el caso de que fueran favorables. ¿Pero qué pasaría si los resultados fueran desfavorables?, seguramente, me pasaría toda la noche sin dormir, pensando en cuando me harían el próximo PET-TAC y dónde estaría ubicada en esta ocasión la metástasis.

Por tanto, he decidido esperar a mañana y que sea el endocrino el que me de la noticia, no quiero preocuparme antes de tiempo y sobre todo inútilmente como me ha sucedido en otras ocasiones.

Por otro lado, yo me encuentro bien, tanto que ya tengo planificadas las próximas vacaciones, parecidas a las del año pasado. Un recorrido amplio por Europa Central en coche, por supuesto, para desintoxicar y sobre todo para evitar las altas temperaturas que seguro nos esperan este verano como viene siendo habitual.

Mañana será otro día, mañana acabaré con esta incertidumbre y, si tu me estás leyendo y empiezas a ser veterano como paciente de cáncer de tiroides, espero que esto te sirva a modo de ejemplo de comportamiento ante una revisión, ya que lo tenga que ser será y por mucho que nos preocupemos, no va a cambiar el resultado.

Ya os contaré el resultado.

¡Toca seguir viviendo con ganas y con actitud positiva siempre!.