miércoles, 31 de mayo de 2017

+ UNA. Y VAN DIEZ

Hoy día 31 de mayo es el día internacional sin tabaco, puede que sea un buen día para escribir esta entrada.

Después de volver de celebrar la X ASAMBLEA DE LARINGECTOMIZADOS, donde pasamos unos días inolvidables, no tanto por el contenido de la misma, sino más bien, por el tiempo compartido con compañeros con los que estamos en contacto todo el año y sin embargo, nos vemos una vez, aprovechando estas asambleas anuales que celebramos cada año en un punto diferente de la Geografía Española. Este año, fue en Vilanova i la Geltrú, donde nos acompañó un tiempo maravilloso a orillas del mediterráneo.

A continuación y aprovechando la cercanía, aprovechamos el puente del día del trabajo para pasarlos con mi familia en Barcelona y estar casi dos días con ellos, disfrutando de su compañía y recordando viejos tiempos.

Volvimos del viaje y todo vuelve a la normalidad, mi esposa a su trabajo, yo a la asociación... y a esperar al día 8 que tengo mi próxima cita con mi endocrino. Como siempre digo, nos conocemos tanto que, con solo vernos las caras, sabemos más o menos lo que hay. Y lo que volvía  a haber en esta ocasión no era bueno. Otra vez... Ambos, médico y paciente, tenemos la suficiente experiencia para saber que cuando el PET canta... 

¿Qué hacemos Doctor?, le pregunto. Yo ahora me encuentro muy bien y quiero irme de vacaciones por Europa este verano, es que me encuentro como nunca y, siempre me pasa igual que, cuando mejor estoy, ¡zas!. Había un nódulo en el lóbulo central del pulmón derecho que de 5 mm que medía en el PET anterior y que llevaba como un año sin moverse, había crecido a 8 mm y había aumentado considerablemente la captación del fármaco radiactivo (contraste).

Bueno, no te preocupes, ya sabemos que este cáncer no es muy rápido creciendo, me responde. Continúa: Te voy a mandar a los cirujanos torácicos a ver qué opinan ellos, porque ya tienes los dos pulmones operados... y, si otra cirugía no es viable, ya veremos. LA GUERRA A ESTE CÁNCER LA VAMOS A GANAR, pero la de batallas que nos va a costar.

El caso es que me hace un volante preferente para menos de quince días, para que sean los cirujanos torácicos los que valoren si es posible o no otra cirugía. La cita me la dieron para el viernes 19 de mayo. Y como es natural, los cirujanos torácicos y yo, somos viejos conocidos. Me reciben con humor e incluso alegría, se me quedan mirando y me dicen: "¡Te operamos el martes!". Yo aún no me había sentado, mi esposa sí que estaba ya sentada a mi derecha, se la quedan mirando y le insisten: ¡"el martes!.  Me empezaron a explicar como iba a ser la cirugía y no me negué, pensé que cuanto antes mejor. Esta consulta fue después de las dos de la tarde del viernes 19, tengo que agradecer tanto al equipo de cirujanos como a la secretaria su habilidad para organizar todo el pre operatorio para el lunes 22 por la mañana, salvo la expirometría y gasometría que tuvieron que ser a las 21:10 h de la noche. Y cuya enfermera merece una mención especial, porque a pesar de ser el último paciente después de una jornada de doce horas, me hizo la gasometría con una puntería que muchos toreros quisieran para ellos a la hora de entrar a matar.

Al día siguiente, el martes 23 ingresé a las 14:00h y el jueves día 25, regresé de alta hospitalaria a comer a mi casa, sin mi nódulo y con una cicatriz no muy grande y poco dolorosa.

Esas grapas, me las quitarán el próximo martes día seis, el cirujano y el endocrino me verán el próximo día 23 de junio y yo, entre tanto, mientras estoy convaleciente, estoy aquí dándoles vueltas a la cabeza, intentando planificar las vacaciones entre julio y agosto y ya, en septiembre Dios proveerá, porque está claro que mis planes, tienen que ser a corto plazo para poder cumplirlos.

Por cierto: Creo que no he comentado en ningún post, que según mi endocrino, he salido en todas las revistas de ciencia médica, ya que soy el "segundo caso conocido en el mundo, donde un cáncer de tiroides ha hecho metástasis en el interior del corazón", el primero fue en 1995 en Tokyo y el segundo, este que suscribe en 2015. Yo estoy seguro que hay más, por supuesto, pero que se conozcan, solo estos dos.


Me despido hasta la próxima, veo que ha pasado más de una año desde mi último post, en este año, muchos amigos se han quedado en el camino y desde aquí les mando un emotivo recuerdo. Yo espero seguir informando de mi estado, aunque sea así, tan de tarde en tarde.

Un abrazo para todos y a luchar.